09
Ene

¡Y se hizo la luz … en el fútbol!

Hoy en día estamos acostumbrados a ver partidos fútbol por la noche, campos ampliamente iluminados, grandes focos en las gradas o torretas en las esquinas. Esas estructuras que irradian luz hacia el verde se han convertido en verdaderos iconos de la arquitectura deportiva pero ¿cuándo se empezó a utilizar la luz eléctrica en los campos de fútbol?

El primer campo del que se tiene conocimiento del uso de focos de luz artificial es el estadio de Bramall Lane de Sheffield, casa del United, en 1878. Cuando todavía no existía una red nacional de abastecimiento eléctrico esta iluminación se conseguía a través de baterías y dínamos para iluminar el campo en las frías y oscuras tardes de invierno del Yorkshire. Según cuentan las crónicas gracias a unos motores, unos 30 focos iluminaban el campo produciendo una energía de 8000 “candle-power” (unidad de medida de la intensidad de luz de la época, equivalencia 1 candle-power a 0,981 candelas en el actual Sistema Internacional).

En Londres el pionero en el uso de la luz artificial fue el Thames Ironworks, actual West Ham United. Más tarde, en la década de los 30 del siglo XX, Hebert Chapman hizo instalar focos en la nueva West Stand de Highbury del Arsenal pero se encontraría con la negativa de la Football League para su uso. Una negativa que duró hasta los años 50, cuando sólo los partidos amistosos podían ser iluminados con luz artificial. Ya en esta década la Football League cedió ante la presión de los equipos y permitió su uso.

En 1950 el estadio The Dell, casa del Southampton FC, se convirtió en el primer campo con una instalación de focos permanente. El primer partido bajo ese alumbrado sería el 31 de octubre de 1950 contra el Bournemouth & Boscombe Athletic. Le seguiría un partido oficial contra el Tottenham Hospur entre los equipos reserva el 1 de octubre de 1951.

Fueron muchos años de lucha contra la negativa de la Football Association de la utilización del alumbrado artificial. Pero finalmente el 30 de noviembre de 1955 la selección inglesa ganó a España en Wembley bajo las nuevas luces del mítico estadio londinense. Todavía habría que esperar otro año más para ver un partido de la Football League bajo los focos, sería el 22 de febrero de 1956 en Fratton Park entre el Portsmouth y el Newcastle United.

Pero volviendo a los orígenes del uso del alumbrado los periódicos son una fuente inagotable de información. El National Football Museum ha hecho pública la imagen del THE ILLUSTRATED LONDON NEWS  que data del 16 de febrero de 1924 en la que se ve una ilustración realizada por C.E. Turner de un partido con iluminación artificial. El artículo lleva por título “Football after dark: a match on the first association ground lit by electric ligth”.

Se trata de un partido entre las Dick Kerr Ladies de Preston y las Heys of Bradford y podemos confirmar que se trata de uno de los primeros partidos en los que se utilizó un alumbrado eléctrico en un campo de fútbol. En la imagen se ve a las Dick Ker Ladies con su ya mítico uniforme a rayas blancas y negras, mientras que las Heys visten un uniforme blanco. El balón del partido es de cuero blanco.

El artículo desvela muchos datos. El partido se disputó a las 7pm en el Burnley Cricket Club. Treinta mástiles rodeaban el terreno de juego, cada uno de ellos diez metros de altura. En la parte superior soportaban sesenta enormes lámparas eléctricas. Gracias a dos potentes redes eléctricas pudieron suministrar luz con una intensidad lumínica de unas 90.000 candelas. Todos los materiales salieron de la Dick Kerr Works y la Siemens Lamps Work de la English Electric Company.

Anteriormente a este partido hay datos que avalan que las Dick Kerr Ladies llegaron a usar en 1920, y con permiso del mismísimo Winston Churchill, luces antiaéreas para iluminar el terreno de juego. Así pues, fue un equipo de fútbol femenino uno de los mayores impulsores de un elemento, que a día de hoy, sigue siendo fundamental para disfrutar del fútbol.

 


“Victorias y Derrotas, la historia a través del balón” se trata de la puesta en marcha de un cómic que aúne historia y fútbol y que sirva para valorar los acontecimientos históricos en el aula desde una forma diferente y divertida.

Suscríbete a nuestra newsletter